Embarazo y desaroollo de crías:

  • Embarazo y crías: En condiciones normales, la gestación de una perra dura de 60 a 63 días, pero si las crías son grandes, este periodo puede acortarse. El embarazo se manifiesta por el abultamiento o hinchazón del abdomen, así como por el crecimiento de las mamas y los pezones, que se hacen más grandes y rosados. Estos síntomas son más evidentes en las hembras primerizas.

    Es aconsejable anotar el peso corporal del animal previo al embarazo. Si el veterinario considera que es satisfactorio, la futura mamá deberá seguir siendo alimentada con una buena dieta equilibrada, tratando de no modificar su peso. Durante las primeras seis semanas es aconsejable no aumentar la cantidad de comida, así como no incorporar suplementos nutricionales, como vitaminas y minerales, ya que se puede estimular el desarrollo exagerado de los cachorros y ocasionar problemas en el parto.

    A partir del mes y medio de gestación se debe suministrar un alimento con mayor contenido de nutrientes y energía (es recomendable un alimento para cachorros de alta calidad). Conviene distribuirlo en varias raciones al día, ya que el aumento del tamaño del útero no permite la ingestión de grandes cantidades de alimento al estómago. El tipo de alimentación debe ser recomendada por el veterinario, ya que es quien conoce mejor a nuestra mascota, y quien va a acompañar y a supervisar su maternidad. El aumento de la cantidad de comida durante esta segunda etapa deberá ser aproximadamente de un 25%, especialmente en las tres últimas semanas del embarazo.                        

         

                                                                        
    La hora de la verdad
    es muy importante tratar en la mayor medida de no entrometerse en el parto (ya que podemos alterar este proceso natural y relajante para la perra). De todas formas es conveniente vigilar sigilosamente para dar solución en caso de cualquier problema.


    Cuando la hora se acerca, la hembra se muestra inquieta, busca un lugar tranquilo y poco iluminado, por lo que es conveniente prepararle un lugar grande donde ella pueda estar cómoda con su camada (una lugar no muy cálido y con pocas comodidades, esto activa los sentidos e instintos de la camada). La temperatura baja a 37ºC y se lame la vulva con frecuencia. En esta fase, que puede durar algunas horas, es cuando se produce la dilatación pelviana o cervical.


    El proceso se iniciará con los primeros esfuerzos de la perra para expulsar su primer cachorro, que ya se encuentra en el canal de parto. Antes de que pasen dos horas después de la primera contracción, nacerá el primer perrito; en caso contrario, será necesario llamar al veterinario.


    La llegada de los cachorros
    Los cachorros suelen nacer con sus bolsas membranosas. Esta es la placenta, de un color grisáceo verdoso. Hay casos en que la bolsa se rompe durante el parto y la placenta sigue al cachorro, en otros casos nacen dos o más cachorros antes de que aparezcan sus placentas respectivas. Se debe verificar que haya tantas placentas como cachorros. Es absolutamente normal que la hembra se coma las placentas e, igualmente, muerde el cordón umbilical hasta desgarrarlo. Ayúdela sólo si observa que descuida a algún cachorro por atender a otro. Para esto debe limpiarlo vigorosamente con una toalla limpia, y a ser posible hervida, aún húmeda y tibia, hasta que el cachorro chille con fuerza.


    Entre un nacimiento y otro transcurre un periodo de 20 minutos aproximadamente. En caso de que la perra haga esfuerzos durante dos horas sin que nazcan cachorros, se debe avisar al veterinario. Es muy corriente pensar, al tocar el abdomen de la perra, que aún tiene algún hijo en su interior, pero esto se debe a que la placenta permanece en estado de rigidez durante algunas horas posteriores al parto


    Los cachorros deberán nacer muy vivaces, queriendo mamar casi inmediatamente después del parto, buscando el calor y el olor de su madre y de la camada. En la medida de lo posible se debe abrigar a los pequeños, ya que durante sus primeros días de vida no son capaces de regular la temperatura. Para ello es conveniente mantenerlos con un paño o toalla en los momentos en que la madre salga del lugar en el que ha parido. La lactancia dura de cuatro a seis semanas, siendo en la cuarta cuando se le ofrecerá por primera vez alimento sólido al cachorro. La madre comerá mucho más de lo normal durante esta etapa y es recomendable seguir con el alimento para cachorros.
 


·         Estimulación temprana en cachorros:

Recién nacidos: Cinco beneficios ocurren en perros expuestos al programa del Bio-Sensor (programa que se lleva a cabo en perros de asistencia y en perros militares de estados unidos):

·                 Mejora cardiovascular.
·                 Latidos más potentes.
·                 Glándulas suprarrenales más eficientes.
·                 Resistencia al stress.
·                 Mayor inmunidad a las enfermedades.

Este método debe realizarse entre los tres y los dieciséis días de edad. Para su buen resultado requiere del manejo de cada cachorro individualmente, una vez por día, y realizando cinco ejercicios (3), los cuales estimulan a los recién nacidos de una manera que ellos jamás conseguirían a tan temprana edad. Cada ejercicio demanda de 3 a 5 segundos y los pasos son los siguientes:

1-Estimulación táctil: El guía, sosteniendo al cachorro en una mano, ha de realizar un cosquilleo suave en las patitas del perrito mediante un bastoncillo.

2-Contener la cabeza erguida: El instructor, usando ambas manos, pondrá vertical al cachorro, sosteniendo derecha su cabeza, de tal forma que ésta quede por encima del tronco. 

3-Poner la cabeza hacia abajo: Después de coger al cachorro firmemente con ambas manos, la cabeza apuntada hacia abajo, en dirección al suelo.

4-Posición supina: Se coge al cachorro de tal modo que su espalda, repose en las palmas de las manos del guía; allí se le permite que duerma o luche hasta acomodarse a gusto. 

5-Estimulación térmica: El instructor, utilizando una toalla húmeda y enfriada en el refrigerador durante cinco minutos, apoya al cachorro sobre ella, situándose con los pies hacia abajo. Si quisiera salir de la toalla, deberá contenerlo.

Se reitera que estos ejercicios no se repetirán, realizándose una sola vez por día, ni se extenderán más de lo recomendado. Algunos cachorros se oponen a ciertas pruebas; en tal caso, proceder suavemente, intentando no estresar al pequeño, pues la sobre estimulación del sistema neurológico podría producir resultados negativos.

La socialización: es muy importante para la calidad de vida del perro y debe efectuarse en una breve “ventana” que va de la semana número 3 a la semana 16 de vida. Esta consiste simplemente en que amplíe sus contactos con otros perros (perros amigables), que conozca otros humanos, que realice actividades diferentes (como pruebas de obstáculos, juegos, etc.), conozca diferentes olores, diferentes lugares, ruidos, texturas y situaciones. La sobreprotección materna trae nefastos resultados, como falta de iniciativa, menor inteligencia, temor, falta de curiosidad, stress, etc. Por todo esto es muy importante para la vida del futuro pastor alemán, una primera infancia con estimulación temprana y en contacto humano. Sus mejores habilidades se verán potenciadas y estarás en posesión de un mejor amigo, compañero y protector.

Enriquecimiento para toda la vida: La tercera y etapa final en el proceso de crecimiento intelectivo y desarrollo recibe el nombre de Enriquecimiento. A diferencia de los dos estadios anteriores, este período no posee una ventana límite de oportunidad. Enriquecimiento significa la suma positiva de experiencias que tiene un efecto acumulativo sobre el individuo.

Las típicas experiencias enriquecedoras implican la exposición a una vasta variedad de intereses, nuevas y excitantes vivencias con oportunidades de investigar, manipular e interactuar con el entorno.

Al mensurar perros adultos, los resultados demuestran que animales criados en ambientes ricos, interesantes, disponen de la tendencia a ser más inquisitivos y capaces para realizar tareas dificultosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada